YO SOY TU INSOMNIO

 

Autor: Hugo Portillo

¿Ya estás ahí? Pregunté temeroso y con la esperanza de recibir un silencio como respuesta.

Sí, como todas las noches. Por algo soy tu insomnio, sé que no soy bienvenido y no me importa— Su respuesta, siempre es así, me cayó como una trompada al hígado.

Ya sé que no te importa. No me hago ilusiones, no vas a dejar de venir sólo porque yo lo desee.

Exacto— Su respuesta sonó jactanciosa.

¿Cómo será la noche que nos espera? Pregunté sin poder contener el odio hacia mi enemigo.

Nada especial. Lo de siempre. Te vas revolcar hasta casi ahorcarte, o quedar maniatado de pies, o manos con las sábanas, antes que percibas que sólo llegaste a un pequeño estado de vigilia, que no te alejó de la realidad. Tu angustia me asegurará varias horas de tu deambular por la habitación hasta que llegue el sol. Vas a recorrer con tu mirada todas y cada una de las manchas de la pared, las rajaduras y también las telarañas.

Sólo me vas a dejar en paz cuando me vuelva loco o termine con mi vida ¿no?

No me respondió, siempre que llegábamos a este punto su silencio era la réplica habitual. Creí que ya no tenía nada que decir.

Él sabe que mis demonios, siempre inquietos, con su navegar perpetuo en mi mente torrentosa, me someten a la percusión desenfrenada de mi corazón. Oigo cómo los golpes rebotan por cada uno de los rincones de mi cuerpo maltrecho por el cansancio. Ellos se encargan de no dejarme entrar a la región de los sueños

Todavía estás vivo— me dice cada tanto — ¡Todavía estás vivo!— repite sarcástico, disfrutando de tenerme a su merced. — Y todavía te falta ver llegar el amanecer, la noche se te hizo lenta ¿verdad? Tanto como pude demorarla para que no escapes tan fácil de mi.

¡Maldito hijo de puta!, otra noche en vela que debo agregar a la cuenta.

                            HUGO PORTILLO

Anuncios